Rilke: Primavera sagrada





Creedme, todo depende de esto: haber tenido, una vez en la vida, una primavera sagrada que colme el corazón de tanta luz que baste para transfigurar todos los días venideros.


Rainer Maria Rilke: Primavera sagrada.